Malas tentaciones

Nunca fui la dulce niña de tus ojos ni la mejor barca del mar
Posts tagged "canción"

image

¿Acaso solo yo me daba cuenta
de que en octubre llegaría lo peor?
Agosto de calor, septiembre de tormenta.

Aún puedo ver a cámara lenta,
aquellos días de marea negra
entre tu corazón y mi cabeza.

¿Qué ha sido de ti, de aquella canción,
de las horas muertas en tu habitación?
¿Quién dijo que no perdería el control
cuando iba a camino de la destrucción?

Hoy vuelve a soplar ese viento del mar
que nubla la mente y la vista.
Prefiero saltar de una vez sin mirar
y quiero que tú me sigas.
Y quiero que tú me sigas.

Riazor. Amaral.

Envuelto en una música
Volando en una brisa de trompetas
Soñando,
flotando sobre el mar en mi cabeza
Cantando,
bailando y gritando que jamás me dejarás.

Escrito en una pagina cursiva de una prosa de madera
Sin rima, grabado en mi memoria como en piedra
Brillando, llamando, envuelto en una música especial.

Iván Ferreiro. Días azules.

Fue como un beso de amor, la mordedura en el cuello me quemaba,

la condena comenzaba y ahora va vagando mi alma

de la noche a la mañana…

Nadie lo supo jamás, pero inyectaste el veneno del que ama, 

y me hiciste tu esclava y ahora va vagando mi alma,

de la noche a la mañana.

Todos los besos que doy llevan tu nombre y tu marca,

que de flor en flor pasa, malherida, enamorada.

De la noche a la mañana. Amaral.

Yo quiero luz de luna para mi noche triste, 

para soñar divina la ilusión que me trajiste…

…en mi noche callada, 

que sea plenilunada y azul como ninguna,

pues desde que te fuiste, yo no he tenido luz de luna.

Luz de luna. Chavela Vargas.

Sé que es tarde y que la vida es un tren que, por estúpida, he vuelto a perder…

Si estoy loca. Malú.

Aprendimos a mirar con la duda entre los dedos y a tientas.

Descubrimos que al final, las palabras que no existen nos pueden salvar.

Probé a saltar sin red ni hogar.

No sé volver. No sé hacia dónde ni con quién.

Siembro minas en mi cuerpo y pólvora en la sien.

Rey sol, dime cómo arder.

Rey SolVetusta Morla. 

Érase una vez una lectora anónima que pasaba sin hacer ruido por algunos blogs a la que un día se le ocurrió olvidarse de su vergüenza y comentar en uno de sus favoritos. Su primer comentario… Y ni siquiera una hora después dos respuestas de dos “conocidos de twitter” le trasmitieron tanta cercanía y amabilidad que… al twitter que fue. Dos tuiteros a los luego se sumó una más formándose una pequeña Sfamilia, primero en las redes sociales y luego en la Red Social por excelencia: la vida.

Y todo eso pasó gracias a SobreviviRRHHé! un blog especial detrás del cual hay una persona excepcional. 

image

Un blog capaz de sacarte los colores (para bien) al poco tiempo de haberte conocido…

Un blog que deja elegir banda sonora a dos recién llegadas…

Un blog que se hermana de corazón con otro blog para hablar de cosas serias incluso en sitios donde no hay wifi, y que campa por él a sus anchas con un par

Un blog que puede hacerte llorar hablando de condones… 

Señores, un blog así NO PUEDE SER UN BLOG CUALQUIERA.

Sé de sobra que sobreviviremos sin ti, SobreviviRRHHé! pero nunca, nunca, nunca, serás un blog cualquiera para mí.

Gracias por todo y hasta siempre.

Lo que son las cosas… Los números han querido que un Blog no cualquiera protagonice el post número 100 de ésta mi otra casa. Una casa poco céntrica pero mucho más íntima y personal. Tanto que sólo la conocen como mía unos cuantos amigos… La casa grande hoy no se abre porque quiero que el blog hermano sea el único protanista, eso sí, quizás esta historia continuará… (y hasta aquí puedo leer).

Es jugar con fuego verte otra vez, es romper el hielo piel contra piel, es pedir veneno para beber, qué más da sólo una noche más…

Jugar con fuego. Malú.

Pero cuando zarpa el barco se me pone el alma pirata, me crecen cuernos y rabo en vez de un par de alas blancas. Y no puede entenderlo nadie, se me queda pequeño el cielo, no conozco ni a mi padre, y son mentira todos mis besos…

Pirata. Pereza.

…tejiendo lunas en la madrugada, aunque otros brazos calmen mi deseo en cada beso sin querer te buscaré.

Enamorada. Malú.